viernes, 13 de marzo de 2009

La Delfina de Francia María Antonieta Vs la amante del Rey de Francia la Condesa Du Barry – Séptima Parte - María Antonieta

Tras la muerte de la Reina Maria Leszczyńska, Francia se quedo sin Reina en su palacio dorado, pero Luis XV ni se inmuto tras la muerte de su esposa polaca, libertino como era tuvo numerosas amantes durante su matrimonio, la más poderosa fue la muy ilustrada Madame de Pompadour y lo hubiese seguido siendo si no hubiera tenido una muerte algo prematura; en su reemplazo ingresó una mujer de dudoso linaje, una que realmente subió de lo más bajo; las calles sucias de París, su nombre era Jeanne Bécu, una mujer muy humilde y pobre hasta los huesos y para colmo era ilegitima, hija de una costurera con un cobrador de impuestos, Jeanne conoció la pobreza desde su niñez y tal vez fue eso lo que forjo su carácter fuerte, ambicioso y sin escrúpulos, sedienta de poder llega siendo utilizada por su belleza, un grupo de nobles ambiciosos la presentan al Rey, este inmediatamente quedo prendado de su hermosura, sensualidad, pasión y fogosidad en la cama.
Maria Leszczynska Reina de Francia (imagen)


A falta de Reina en un palacio lo obvio seria que sus hijas ocuparan su lugar en la corte , pero como ya antecede en el texto los cortesanos deseosos de poder quieren tener a alguien más cerca del Rey, alguien que comparta su lecho y tenga influencia directa en él, las hijas estiradas de Luis XV pronto se ven despojadas de su lugar por una mujer de la calle, sin nombre más allá del que obtuvo por dinero y placer, esto daña el orgullo de estas tres damas solteronas y no hay nada peor que tres odiosas princesas borbones resentidas, desde la llegada de la usurpadora se han dedicado a hacer todo para destruirla y esto ha provocado que su propio padre las enfrente. María Adelaida, María Victoria y María Sofía de Borbón ven con la llegada de María Antonieta el instrumento perfecto para luchar en contra de su enemiga; el plan de ellas es enfrentarlas; no hay nada peor que dos mujeres orgullosas compitiendo por demostrar quién tiene más poder.


Condesa Du Barry Jeane Becu (imagen)

Y es así que María Antonieta se entera de que aquella mujer que ve tan cerca del Rey vestida con suntuosidad y llena de diamantes es su amante, una mujer sin nombre, recogida de las calles, que se encuentra allí por el simple merito de ser una experta en el campo del erotismo, Luis XV a querido facilitar su acceso a la corte al auspiciar su matrimonio con el complaciente Conde Du Barry quien el mismo día de la boda a desaparecido dejando a su condesa encargada en manos del Rey, la jovencita se escandaliza por cada historia que le cuentan; a pesar de la ligereza con la que actúa María Antonieta en algunas ocasiones, la severa moral con la que fue educada no le permite entender este asunto y lo ve como algo muy espinoso, algo que atenta contra la figura sacra del Rey y la nobleza.

La Du Barry tiene una gran influencia sobre el Rey, nombra y destituye ministros, dispone de las arcas reales como si fueran suyas, compra los vestidos más caros, las joyas más grandes y espectaculares; en su ante cámara recibe príncipes y nobles que la visitan con el fin de obtener algún privilegio, le llevan numerosos obsequios para conseguir su favor; las princesas odian a la Du Barry con todas sus fuerzas ya que ella es idolatrada por toda la nobleza, más que cualquiera que lo mereciera en verdad, ellas se ven despojadas de su lugar , por esta mujer que con mañas ha conseguido apoderarse de la voluntad de su padre, para vergüenza del poder real.
Las tías políticas se encargan de meter en la cabeza inconsciente de María Antonieta, que debe ser ella quien juzgue a madame Du Barry, que debe ser ella quien la haga entender el lugar que realmente debería ocupar una mujer de su calaña, las tías provocan que de labios de esta jovencita salgan palabras criticando a la Condesa, y pronto estas palabras van de boca en boca en el palacio, desde las camareras hasta los caballeros, quienes se burlan de cómo trata María Antonieta a la Du Barry.

Maria Adelaila, Maria Sofia y Maria Victoria, las tres hijas solteras de Luis XV y pesadilla de la Du Barry (imagen)



Según las sagradas normas de la etiqueta en Versalles no le es licito a una dama de menor jerarquía dirigirle la palabra a una de superior posición sino que tiene que esperar a que la de superior jerarquía lo haga; y como ha falta de Reina la dama de más alta jerarquía es nada menos que la heredera del trono francés, la Delfina de Francia Maria Antonieta.




Así pasan los meses en el Palacio María Antonieta se pasea con su sequito por todo el palacio saludando a cuanto le plazca y haciendo esperar a la amante del Rey la Condesa Du Barry que se impacienta y pronto comprende de que esta mozuela se está burlando de su posición en la corte y la está desafiando, pasa por su lado y ella ni se inmuta desairando de esta manera a la Du Barry quien espera, los cortesanos se percatan de la situación y pronto murmuran, sediento de chismes la corte francesa empieza a dividirse en dos bandos, el de la Condesa Du Barry y el de la Delfina de Francia.
Quienes conocieron a la Du Barry saben que no era una mujer mala ni envidiosa, simplemente que le gustaba gozar de su poder y al ver aquella muchachita de 15 años hacerle tremendo desprecio frente a toda la corte provoca su resentimiento y aun mas cuando María Antonieta la ve frunce sus labios y finge no verla, como si ella fuera trasparente.

la Condesa Du Barry (imagen)

Luis XV viejo libertino y cansado de gobernar no quiere saber nada de esta situación, pero la Du Barry hace berrinche cada vez más y más en el lecho cada noche, que Luis XV está harto de escuchar sus quejas; decide hablar con la Condesa de Noailles y advertirle de que su conducta es reprochable ya que daña el honor de la Condesa y hasta de el mismo, la condesa de Noailles se lo comunica a María Antonieta y esta lo hace a su vez a sus “tías” y al Abate de Vermond , este a su vez a el Conde de Mercy y este a la Emperatriz María Teresa estos dos últimos ven peligrar en esta ridícula situación, la Alianza Franco-Austriaca, estos últimos personajes se asustan al ver al viejo Luis XV molesto por no cumplir con el capricho de su amante.

Luis XV "el bien amado" (imagen)

Desde la cancillería de Austria llega un documento en el cual se le pone de conocimiento que ofender de esa manera a una persona que ha sido admitida dentro del circulo del Rey es ofenderlo a el mismo; en pocas palabras le dicen que ella no debe cuestionar la moral de el Rey; pero María Antonieta al escuchar estas palabras dice “si si” pero solo queda en eso en palabras vacías y pasan meses y todos esperan y se desesperan.

Luis XV advierte al embajador austriaco el Conde de Mercy sobre las graves consecuencias de la conducta de la Delfina; este habla con María Antonieta advirtiéndole sobre los peligros que corre ella; y le insinúa la manera en que muchos personajes de alta posición fueron eliminados por ser un estorbo, pero lejos de los efecto del veneno lo que más le preocupa a María Antonieta es la alianza ya que su propia madre fue quien la auspicio y no quisiera ser ella la causante de que esta quedara sin efecto. Así que medita y decide hablar con la Du Barry; inmediatamente se le comunica de esto a la condesa que está muy feliz, se acordó que una noche en uno de los salones de juego de Versalles la Delfina le dirigiría la palabra; pero la información se cuela y de los planes secretos, toda la corte está enterada y lo que iba a parecer espontaneo esta fríamente calculado, el Conde de Mercy se acercará a la Condesa Du Barry iniciaran una conversación mientras eso sucede María Antonieta hará su entrada al salón saludando algunas damas de la corte y se acercara al conde lo saludara y lo mismo hara con la condesa e iniciaran la conversación hecho esto podrá seguir tranquilamente con su actividades; la noche llega y se prepara todo.


Pero una de las hijas de Luis XV que tanto aborrece a la Du Barry enterada ya de todo este plan, elabora el suyo así que todo transcurre como lo planeado esta María Antonieta acercándose para saludar al Conde Mercy cuando Maria Adelaida se acerca intempestivamente a la Delfina, la coge del brazo y se la lleva alegando que el Rey solicita su presencia, y todo el plan elaborado es un fracaso. La Du Barry entra en cólera y se retira del salón, todo el mundo murmura tras las paredes doradas del palacio, la Du Barry ha sido plantada y no tiene poder sobre la delfina, el rey entra en cólera, esta furioso al ver como su amante ha sido plantada y humillada en publica; la Alianza pende de un hilo muy delgado en este momento, el rey no esta complacido; Maria Teresa ve peligrar la vida de su hija por esta tontería, así que no le queda de otra que utilizar el poder que siempre tuvo sobre ella, le escribe una carta anunciando las razones por la cual debería hacer caso al rey y dirigirle la palabra a la Du Barry o a cualquier otra dama de la corte que forme parte del circulo del Rey, Maria Teresa se muerde la lengua se traga sus principios y obliga a su hija a dirigirle la palabra a una mujer que en su imperio hubiera mandado a azotar por inmoral.


Maria Antonieta de 16 años lee la carta y decide hacerlo ya que su madre tiene suficientes problemas como para encargarse de esto y no quiere tener enojado a Luís XV.


El 1 de enero de 1772, como inicio del año la corte saluda al rey y a la familia real deseándoles un venturoso año nuevo, toda la corte esta reunida como testigo de que la adolescente insolente le dirá unas palabras a la amante del Rey; en orden de jerarquía se aproximan las damas y los caballeros, uno por uno hasta que se asoma la Condesa Du Barry.
Maria Antonieta la ve y le dice:

“Hay hoy mucha gente en Versalles”

Toda una odisea desatada alrededor de estas dos mujeres caprichosas tratando de demostrar quien tiene más poder sobre la otra, y ha perdido la futura reina de Francia ante la mujer del pueblo.


Como resultado de esta contienda:

- Luís XV viejo lujurioso feliz porque ya no escuchara mas quejas en la alcoba de la Du Barry.
- Maria Antonieta humillada ante toda la corte; la severa moral que su madre le inculco desde su niñez es contrariada por los intereses políticos de su madre, que no quiere un Luís XV enojado.
- La mujer del pueblo la Condesa Du Barry pasea por los salones del palacio más que nunca como un pavo macho lleno de diamantes.
- Las hijas solteronas de Luís XV llenas de rabia al ver que la puta de Versalles ha ganado y ha humillado el poder real.
- No es la primera vez que una princesa o una reina tiene que inclinarse y soportar a una cualquiera en su palacio.
- El Conde de Mercy y Maria Teresa están tranquilos por que la Alianza no corre peligro y la repartición de Polonia saldrá a su favor.

María Antonieta ha perdido la guerra contra la amante real, esta niña caprichosa se ha visto humillada, ante una mujer sin linaje y sin nombre, a pesar de todos los títulos y de todos los poderosos antepasados de María Antonieta, ella ha tenido que ceder por primera vez ante nadie, muy pronto ella tendrá que tragarse todo su orgullo real para otra vez inclinarse ante el pueblo cuando asalten Versalles las mujeres del mercado.


la Condesa Du Barry (imagen)

Si hay algo que ella protege ante todo es su honor y ha sido mancillado delante de toda la corte, ella pronuncia que Madame Du Barry no volverá a escuchar jamás el tono de su voz. En torno a todo este escándalo provocado por las hijas del rey que intrigan en contra de la Du Barry y provocan un odio injustificado en María Antonieta hacia ella que pronto tienen una justificación cuando el rey y otros la obligan a hacerle hablar y la corte se mofa de la delfina al ser ella la del poder legitimo al menos esperaba el apoyo de su madre pero se ve contrariada al ver que estos Luis XV y María Teresa, le hacen hablar con alguien que usurpa el poder y el nombre, esto hace que su odio crezca; Madame Du Barry solo quería ser aceptada pero en este juego de poder ella perdió las riendas y termino ridiculizando a María Antonieta, perdió las riendas porque ni bien el Rey enfermo ella es expulsada de la corte, para no volver jamás.

Madame Du Barry trato de congraciar con la Delfina después de que le dirigiera la palabra, enviándole diamantes, pero el daño ya estaba hecho y la Du Barry ya estaba condenada, María Antonieta jamás acepto ningún favor de la Du Barry ni se acerco a ella para ejercer influencia sobre el rey, se nota claramente que ella no quería intervenir en la política y mucho menos acercarse a los favoritos. Demostrando que no tenía cultura política; podiendo haber conseguido mucho de haberlo hecho.










19 comentarios:

Minerva dijo...

Vaya!! cuánta información sobre Maria Antonieta tienes por aqui :), ya veo que en la blogósfera histórica tiene su popularidad :D

Te iba a recomendar el blog Trianon de la Reina, pero ya he visto que también lo sigues :).

Ya me pasaré en estos dias a leer con mayor calma toda esta información sobre Maria Antonieta.

Un saludo :)

Jacko dijo...

Hola, que bueno que te haya llamado mucho la atencion mi blog; como podras ver tbm sigo tu blog. gracias por visitarme.

isthar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
isthar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Francisco Joaquín Marro dijo...

ME ENCANTO. SABES QUE LA DU BARRY ES UNA DE MIS FAVORITAS: EN LA PELI MARE ANTOINETTE LE HACEN UNA INJUSTICIA. EN PRINCIPIO, ERA RUBIA, NO MORENA. Y EL PROPIO LUIS XV LA ECHA DE SU LADO POR REMORDIMIENTOS ANTE SU MUERTE, PERO ALLI LA PONEN COMO A UNA INGRATA. CABE RECORDAR QUE FUE LA DU BARRY LA QUE LE BRINDO AYUDA A MARIA ANTONIETA PARA LO DE LA FUGA A VARENNES. FUE PUTA, PERO AGRADECIDA CON LA FAMILIA QUE LE DIO DE COMER Y VESTIR BIEN. claro, que de poco le sirvió a ambas esa pelea de gatas, terminaron perdiendo la cabeza jejejej

Anabel dijo...

este articulo te merece todos mis aplausos y admiraciones! Y no puedo esperar a que vuelvas a postear en este hermoso blog!

Saludos

Laura dijo...

Qué hermoso tu Blog.

Te recomiendo EL SOL ROBADO y también que busques los retratos que Madame ELIZABETH VIGÉE-LE BRUN le hizo a Madame Du Barry.
Vigée-LeBrun fué la mas grande entre los retratistas del siglo XVIII y ella nos muestra a esta bellísima mujer tal cual era.

Te mando un gran abrazo.

Jacko dijo...

ps si me estimado Francisco la peli es injusta con la Du Barry esta mujer de alma campechana no pudo haber sido tan malevola, de haberlo sido asi hubiera dado la espalda a los reyes cuando estaban en apuros.

Javi Vargas-Sotomayor dijo...

que excitantes atuendos eran los barrocos, pero también eran asi de complejas y adornadas las relaciones de poder, el lenguaje, las envidias y las cuchilladas por la espalda.......el legado es grande.......

Anónimo dijo...

Hola que tal espero que te encuentres bien y bueno esta genial tu blog, te admiro se nota que eres una persona con una amplia visualizacion de cultura y la francesa me encanta desde que entre a la sec. y conoci la historia de los reyes quede fasinado con marie antoinette la ultima reina de francia, es una historia magnifica me gusto mucho la produccion de sofia coppola en la realizacion de esta peli sin duda la mejor, me llamo mucho la atencion el vestuario, el palacio de versalles y los paisajes en esa peli kirsten Dunst es magnifica. algun dia espero poder conocer el palacio y conocer donde vivio mi mas grande idolo... marie antoinette...

Beralia dijo...

Sin lugar a dudas, quien terminó perdiendo fue la Delfina María Antonieta... Ahora querría acotar un par de cosas.
En lo que respecta a la Du Barry, la pobre Antonieta fue manipulada por todo el mundo. Primero por Luis XV, quien presentó en la corte a su favorita el mismo día en que se presentaba la Delfina, de modo que los cortesanos no pudieron desairar a una sin ofender a la otra. Esto aconteció en la cena de bienvenida que se le ofreció a la Delfina en el palacio de la Muette.
Segundo, Mesdames (las hijas del rey) odiaban a la archiduquesa Antonia por ser austriaca (y por ende representar la política de la detestada madame de Pompadour), por esto la empujaron a ser abiertamente rival de la du Barry, cosa que no hubiera acontecido si desde un principio la Delfina le hubiese dirigido la palabra sin hacer tanta alharaca. Y cuando le habló, pasó a su lado rápidamente en modo que la du Barry creyese que se lo decía a ella, pero en forma tal que no tuviese tiempo de responder.
Para finalizar, según un contemporáneo, ambas mujeres intercambiaron unas cuantas palabras enmascaradas y en un baile en la Ópera, cuando la ya entonces reina le agradeció por haber persuadido a su amante de rebajar el precio de una propiedad que la Reina acababa de comprar.
Como sea, la Du Barry se buscó su muerte cuando se involucró en una cospiración para intentar rescatar a los reyes... existe la leyenda que sus fabulosas joyas siguen escondidas en su mansión... quién sabe...

Beralia dijo...

Sin lugar a dudas, quien terminó perdiendo fue la Delfina María Antonieta... Ahora querría acotar un par de cosas.
En lo que respecta a la Du Barry, la pobre Antonieta fue manipulada por todo el mundo. Primero por Luis XV, quien presentó en la corte a su favorita el mismo día en que se presentaba la Delfina, de modo que los cortesanos no pudieron desairar a una sin ofender a la otra. Esto aconteció en la cena de bienvenida que se le ofreció a la Delfina en el palacio de la Muette.
Segundo, Mesdames (las hijas del rey) odiaban a la archiduquesa Antonia por ser austriaca (y por ende representar la política de la detestada madame de Pompadour), por esto la empujaron a ser abiertamente rival de la du Barry, cosa que no hubiera acontecido si desde un principio la Delfina le hubiese dirigido la palabra sin hacer tanta alharaca. Y cuando le habló, pasó a su lado rápidamente en modo que la du Barry creyese que se lo decía a ella, pero en forma tal que no tuviese tiempo de responder.
Para finalizar, según un contemporáneo, ambas mujeres intercambiaron unas cuantas palabras enmascaradas y en un baile en la Ópera, cuando la ya entonces reina le agradeció por haber persuadido a su amante de rebajar el precio de una propiedad que la Reina acababa de comprar.
Como sea, la Du Barry se buscó su muerte cuando se involucró en una cospiración para intentar rescatar a los reyes... existe la leyenda que sus fabulosas joyas siguen escondidas en su mansión... quién sabe...

Anónimo dijo...

Muy bueno!!!
Fascinante.

Verónica

azeneth18 dijo...

me quede tan emocionada waw que cosas
pasaban quiero saber mas beralia lo que dices me intriga muchoo buscare mas informacion

Anónimo dijo...

como se llama la peli de la du barry maria antonieta???

Anónimo dijo...

ME GUSTA MUCHO TODO LO QUE PUBLICAS DE MARIA ANTONIETA!!ME GUSTA MUCHO LA HISTORIA DE ELLA, COMO TAMBIÉN DE JUANA DE ARCO.

BETTY dijo...

HOLA QUE EXELENTE BLOG HICISTE DE MRIA ANTONIETA.ME ENCANTA SABER MAS DE TODO LO QUE ES LA HISTORIA,DE LOS SIGLOS ANTEPASADOS.TODO LOQUE TENGA QUE VER CON LA MONARQUIA.TE FELICITO

Ducke Ballmin dijo...

La semana pasada justo me tocó una pregunta sobre María Antonieta en el preguntados para pc, la verdad que no sabía qué responder.

Nguyễn Văn Trương dijo...

The Commission Toolbox Review
The Commission Toolbox Review
The Commission Toolbox Review
The Commission Toolbox Review
The Commission Toolbox Review