miércoles, 7 de diciembre de 2011

MARIA TERESA LUISA DE SABOYA-CARIGNAN PRINCESA DE LAMBALLE- “LA PRINCESA LINCHADA”....N°03

(la Princesa de Lamballe luciendo un peinado tipico de la corte francesa, impuesto por Maria Antonieta a nivel mundial en todas las Cortes Reales, se llamaba Coffiur Pouf, este extravagante peinado seria una de las caracterisitcas mas resaltantes de la inmadurez de Maria Antonieta, en sus primeros años en Francia)


El Duque de Orleans Luis Felipe de Orleans “Felipe Igualdad”, es un hombre muy ambicioso, está casado con la cuñada de María Teresa, la hermana menor del Príncipe Lamballe, Luisa María Adelaida de Borbón quien al igual que su hermano, es una mujer muy rica, que le ah proporcionado a su esposo una dote millonaria; el Duque, odia a María Antonieta por ser una mujer muy alegre y sobre todo porque al pensar que su matrimonio nunca se consumaría el guardaba las esperanzas de ser el próximo Rey de Francia, este hombre décadas más tarde jugaría un papel muy importante en la muerte de ambas damas y del mismo rey de Francia.


(imagenes de Luis Felipe II, que en la revolucion se haria llamar Felipe Igualdad, traicionando a la familia real en su propio beneficio, abajo, un retrato de el su esposa y sus hijos, el otro retrato de su esposa Luisa de de Borbon de Petievre, hermana del fallecido principe Lamballe y cuñada de Maria Teresa, esta mujer millonaria, sufriria la ambicion de su marido y la humillacion publica de tener que vivir con la amante de su marido)


(imagen de uno de los salones del Palacio de los Orleans, donde se celebraban reuniones de los anti monarquicos y de los aristocratas que odiaban a la Reina Maria Antonieta)
Pero luego del ascenso al trono de Francia, María Antonieta, se fue volviendo cada vez mas frívola, una mujer joven con mucho dinero y sin hijos, se aburría cociendo y asistiendo a ceremonias, así que María Antonieta empieza a viajar a Paris, constantemente asiste a bailes de mascaras y apuesta con mucha frecuencia, en estos actos es acompañada por su fiel María Teresa, ambas se dedican a comprar vestidos y a coquetear con hombres cubiertos por mascaras, pero no llegaban a más porque no estaba permitido por la fuerte crianza católica de ambas.


Para 1775, María Teresa recibe el cargo de Superintendente del Palacio de la Reina, lo cual significaba que debía planificar las diversiones de la reina, pero el carácter, delicado y poco libertino de María Teresa, hace que María Antonieta, que ya no era una adolescente, se aburra y eso era lo peor que le podía pasar a María Antonieta; para 1776, María Antonieta conoce a la Condesa de Polignac, una mujer descarada y muy alegre, lo cual le encantaba a María Antonieta, y empiezan a salir juntas, dejando de lado a María Teresa, las dos formaban parte del circulo cercano de amistades de la reina, un circulo muy cerrado al cual era casi imposible acceder, porque a la reina le gustaba su privacidad, y a la Condesa de Polignac le convenía mucho mantenerla aislada de la corte, porque así le sacaba provecho a su amistad, solicitándole dinero y puestos en el gobierno para sus parientes y amigos.

(Maria Teresa con traje de corte hacia 1787 aproximadamente)

Mientras que María Teresa era un mujer totalmente desinteresada del dinero, la arruinada Condesa de Polignac no lo era, Jules que era así como se llamaba, era una mujer muy ambiciosa, que vio en la amistad de la reina la manera de hacerse de dinero y poder, si alguien quería obtener un cargo en el palacio debía hablar con la Condesa de Polignac y esta se lo pedía a la reina, quien totalmente ajena a esta conducta se dejaba manipular.


Al verse María Teresa aislada de su leal amiga, decidió salir de la vida vertiginosa de la corte, e irse al campo, allí reemprendió sus actividades caritativas e ingreso en la Francmasonería. Para 1781 fue nombrada directora de todas las logias escocesas regulares de Francia, es así como ella logra hacerse de amigos poderosos en Inglaterra.
En el año de 1789, la revolución comenzaba a sentirse ya sobre Francia y la reina por fin se dio cuenta de sus malas amistades y de su frivolidad, es por este motivo que vuelve a frecuentar a María Teresa. Pero el daño estaba hecho la reina tenía mala reputación, todos le acusaban de la escases de pan en Francia y de la pobreza; al empezar las primeras manifestaciones populares y revueltas, la Condesa de Polignac decide alejarse de la reina y deja el Palacio de Versalles. Pronto las revueltasson más violentas y las grandes multitudes se movilizan creando caos en el país. Pero los reyes ajenos a la realidad de su pueblo confían en que las manifestaciones se calmaran, pero la realidad no es así. En 1789 asaltan la fortaleza de la Bastilla y matan a los soldados que la protegían, el castillo que era una prisión medieval es demolido por los propios ciudadanos.





1 comentario:

Anónimo dijo...

el castillo de la Bastilla fue asaltado no tanto x ser prision y odiado simbolo del absolutismo como x tener 1 arsenal copioso, k permitio a los revolucionarios hacerse con abundante municion y armas